“Solo te ofendes tú mismo, nadie lo hace”

 

Seguro en algún momento determinado, por alguna situación te has sentido ofendido o has conocido a alguien que tiende a sentirse ofendido por todo. Es difícil tratar con una situación o una persona así, lo que existe en este caso es un nivel alto de susceptibilidad.

Este tipo de actitud genera angustias y fricciones innecesarias causados por:

  • La inferioridad, cuando se tiene poca autoestima, te sientes inferior y creas complejo por todo.
  • Egocentrismo, todo gira a mi alrededor, es una actitud inmadura. ¡Cuidado! No confundas el amor propio con la vanidad.
  • Rectitud, personas con una actitud rígida de que las cosas son así y no hay otra forma de hacerse. Esa mente bloqueada suele ser super sensible solo por ir en contra de sus opiniones.

Si eres de esas personas que se ofenden a menudo, si notas que determinas situaciones te irritan te recomiendo lo siguiente:

  • Ábrete a nuevas ideas, la verdadera ignorancia no es la ausencia de los conocimientos sino el hecho de negarse a adquirirlos. Siempre hay algo nuevo que aprender.
  • Cada cual es un mundo aparte, no tenemos derecho de cambiar la conducta de nadie, acepta y deja de exigir, se humilde.
  • Nadie te ofende, te ofendes tú mismo, no te tomes las cosas tan a pecho cada cual opina desde su punto de vista y su propia experiencia, nada tiene que ver contigo.
  • Ríete, aprende a reírte de ti mismo, actuar a la defensiva te daña y te aleja de los demás, la vida es demasiado corta para estar enojado, para tener rencor y estar reprimido. Por eso practica ser feliz que es lo que vinimos hacer en esta vida.

Sin más mi bello Namaste para Todos, y recuerda Dale Yoga A Tu Vida.

 

Pin It on Pinterest

Shares
0